Los ginkgos en el Parque del Templo de la Tierra se vuelven dorados

1636421985

El otoño es la temporada para apreciar los ginkgos dorados. En el Parque del Templo de la Tierra hay una avenida de ginkgos. Cada año, desde finales de octubre hasta mediados de noviembre, la avenida de ginkgos en el Parque del Templo de la Tierra se encuentra en la temporada más hermosa. Los 64 árboles de ginkgo a ambos lados de la avenida se visten de dorado y la avenida se convierte en un lugar favorito de los ciudadanos y turistas. Para preservar mejor el paisaje otoñal, el parque ha pospuesto la limpieza de las hojas caídas para conservar el hermoso paisaje otoñal.

El Templo de la Tierra, también conocido como el Altar de Fangze, es el segundo altar más grande entre los cinco altares de la antigua capital de Beijing. Fue construido en el noveno año del reinado de Jiajing en la dinastía Ming (1530 d. C.). Se encuentra en el este de Andingmenwai, frente al Templo del Cielo, y al otro lado del río desde el Templo Lama, el Templo de Confucio y el Colegio Imperial.

El Templo de la Tierra es un altar imperial solemne, pintoresco y elegante. Es un lugar donde los emperadores de las dinastías Ming y Qing adoraron al Dios de la Tierra, y también es el altar de tierra más grande de China. El área total del altar es de 37,4 hectáreas, con forma cuadrada. Todo el edificio tiene un diseño simple y solemne con el estilo único. Desde el conjunto hasta las partes, la construcción se ajusta a los principios antiguos como "el cielo redondo y la tierra cuadrada, "el cielo azul y la tierra amarilla", "el cielo en el sur y la tierra en el norte", "dragón y fénix", "Qiankun (que representa el cielo y la tierra)" y otras tradiciones y símbolos legendarios.

En la actualidad, todavía se conservan los edificios antiguos como el Altar Fangze, el Pabellón del Dios de la Tierra, el Pabellón del Sacrificio de Animales, el Palacio de la Abstinencia y Shenku (el Almacén Sagrado) en el Templo de la Tierra.

En agosto de 1923, cuando ocurrió el Gran Terremoto de Tokio, Pu Yi, el emperador descoronado de la dinastía Qing, abrió el Templo de la Tierra por primera vez para recaudar fondos para ayudar a las víctimas japonesas. Fue nombrado "Parque Jingzhao" en 1925. Luego pasó a llamarse "Parque de los Ciudadanos" y más tarde fue abandonado en 1928. El parque fue restaurado en 1957 y recibió el nombre del "Parque Ditan (Parque del Templo de la Tierra". Desde 1981, el Estado ha invertido fondos en la reparación de los edificios antiguos en el parque. En mayo de 1984, el Parque del Templo de la Tierra se abrió oficialmente al público y fue designado como unidad de protección de reliquias culturales en Beijing. El 25 de mayo de 2006, fue ascendido a unidad de protección de reliquias culturales a nivel nacional.


北京旅游网翻译


INFORMACIONES ÚTILES