Sitio web sin fines de lucro supervisado y administrado por el Departamento de Cultura y Turismo de Beijing

Cloisoné: una preciosa artesanía tradicional china

1581407820

Nació durante el Reinado con el mismo nombre (Jing Tai) de la Dinastía Ming a mediados del siglo XV, en el cual desarrolló notablemente la tecnología empleada para la elaboración de este tipo de artesanía.

Como dicen los especialistas, el cloisoné tiene su origen en las postrimerías de la Dinastía Yuan, en el siglo XII. Tal parece ser que alguna vez se produjo un incendio en la Ciudad Prohibida y las piedras preciosas y los minerales guardados en los almacenes se fundieron, convirtiéndose en sustancias cristalizadas de diversos colores, los artesanos locales se inspiraron en aquel fenómeno e inventaron la técnica del cloisoné. Algunos suelen refutar esta teoría y asegurar que, si eso en realidad ocurrió durante la Dinastía Yuan, debería llamarse Esmaltado Yuan en lugar de Esmaltado Jingtai, pero esta técnica adquiere su nombre definitivo durante el Reinado de Jingtai de la Dinastía Ming, ya que durante ese período es cuando definió su estilo propio y alcanzó un apogeo.

Para elaborar una artesanía de cloisoné hay que pasar por distintos procesos de elaboración. Lo primero consiste en preparar la base de bronce para luego esmaltarla, los artesanos trabajan con varias placas de bronce dándoles distintas formas: floreros, platos, jarrones, etc. Después, ellos colocan los filamentos de cobre en la superficie del molde, al principio los filamentos tienen la forma de una cinta, los artesanos los moldean con un alicate de punta, obteniendo así la forma deseada, por ejemplo un pájaro, una hoja o una nube, luego los ponen al fuego para que con el calor se dividan en ocho filamentos de formas iguales.

El siguiente paso, es el proceso de esmaltado, en la mesa de trabajo hay muchos recipientes con minerales líquidos de distintos colores, los artesanos absorben con un cuentagotas un poco de color y lo depositan en los huecos, así poco a poco van cubriendo toda la superficie con esmalte de distintos colores. Después de concluir el primer esmaltado, hornean las artesanías, luego los traen de vuelta a la mesa de trabajo, para esmaltarlos por segunda y tercera vez, en total hay que realizar tres esmaltados y tres horneados con una temperatura de 900 grados centígrados.

Una vez terminado el proceso de esmaltado, se prosigue con el pulido, para lo cual se utilizan piedras grises y carbón vegetal. El proceso final es el galvanizado en oro, después del cual estas piezas son lavadas con agua caliente, secadas con serrín y limpiadas con plumero, pero antes del embalaje, pasan por un estricto control de calidad.

CRI

Textos recomendados

Última hora

    Sobre nosotros | Contacto

    Copyright @ 2002-2020 www.visitbeijing.com.cn Todos los Derechos Reservados